Renato Zanelli (1892-1935)


Hijo de madre chilena y padre italiano, Renato Morales Zanelli estudió en Suiza y en Italia antes de retornar a Chile en 1910. Debutó en julio de 1916 como Valentin en “Fausto” de Gounod en el Teatro Municipal de Santiago. Luego viajó a Nueva York y fue contratado por el Metropolitan, donde debutó como Amonasro. En 1923 se trasladó a Italia para ganar mayor experiencia.

En los años siguientes Zanelli pasó de ser barítono a tenor, debutando en Napolés como Raoul en “Los Hugonotes”. Luego actuó como Alfredo en “La Traviata” y en otros roles líricos. En 1928 debutó como Otello en el Covent Garden, logrando amplios elogios de la crítica especializada. Aquel papel le daría fama mundial, aunque también recibió elogios por sus interpretaciones wagnerianas.